El delantero ecuatoriano se retiró en ambulancia perseguido por policías en el partido con Chile, debido a una orden de detención que tiene en su país.

Ecuador dominó completamente a Chile en el primer turno de las Eliminatorias rumbo a Rusia 2018 y le ganó 3-0, con gran participación de uno de sus delanteros Enner Valencia, que salió lesionado a los 81 minutos de una manera muy sospechosa.

La duda se genera ya que el delantero del West Ham de Inglaterra ni bien pisó el suelo ecuatoriano tenía una orden de captura de la policía local por una deuda de alimentos que mantiene con su hija mayor.

Entonces a 10 minutos del final del partido cayó al suelo quejándose de una lesión en el aductor izquierdo. El árbitro Vigliano llamó a los camilleros para que se lo lleven y en su lugar ingresó Jaime Ayoví.

Hasta ahí todo transcurría con normalidad, pero una vez afuera del campo de juego, el asistidor del primer gol de la tricolor tenía puesta una cámara de oxígeno y fue llevado a toda velocidad hacia una ambulancia que había en el estadio de Quito. Y llamativamente perseguido por al menos 10 policías.

La situación fue muy extraña para todos. Sin embargo después se dio a conocer porque lo buscaba la policía y por eso se comenzó a sospechar fuertemente de la lesión sufrida por Valencia.

El artillero se encuentra en el hospital esperando el documento que revoca su orden de prisión, luego de llegar a un acuerdo la parte de demandante por la cual entregó una casa en una urbanización en la parroquia La Aurora, en Salitre, provincia del Guayas, en garantía de pago.

Con la confirmación del levantamiento de detención de Enner, la selección podrá contar con el ariete para el juego del martes ante Bolivia en el estadio Hernando Siles de La Paz.

Ramiro Röttjer

@ramarott

Foto: El Universo

 

Anuncios