Independiente tocó fondo y sigue sin encontrar el rumbo en el campeonato. El rojo perdió 3-0 ante Racing en el Cilindro de Avellaneda, una derrota categórica en todos los aspectos, los jugadores no hicieron pie y sumó su tercera derrota en el torneo y segunda consecutiva.

Sin poder del balón, los dirigidos por Gabriel Milito no fueron partícipe del clásico, corrieron tras la marca a lo largo del partido y Racing se llevó todas las miradas. En el primer tiempo Germán Denis no pudo hacer mucho en la zona de ataque ya que se encontraba solo, porque Martín Benítez se pegaba a la banda. El marcador lo abrió Lisandro López a los 27 tras un remate desde afuera que sorprendió a Martín Campaña.

Pasaron los minutos, Agustín Orión evitó lo que pudo ser el empate del diablo tras un cabezazo del tanque Denis. Apenas comenzado el segundo tiempo, Gustavo Bou concretó y estiró la ventaja, 2-0, Independiente no se hacía de la pelota, Ortiz se enredó y Bou aprovechó el error, enganchó y a guardar.

Tras la sorpresa del gol de Racing, que complicaba aún mas los planes de Milito para la segunda parte, ingresó Vera y se retiró Pellerano, un cambio táctico para ir a buscar el descuento, que nunca llegó. A los 18m de la parte final, Lopez sufrió una infracción de Tagliafico y el arbitro Diego Abal no dudó en cobrar penal. El licha agarró la pelota y metió su segundo gol en la noche, tercero desde que retornó a la academia.

Independiente que no ganó ningún clásico en lo que va del año (4P 2E), sumó su tercera derrota en el campeonato y Milito, que se negó a dar la conferencia de prensa, no encuentra el funcionamiento del equipo y se aleja cada vez más de los primeros puestos.  Los diablos deberán levantar la cabeza rápido porque el próximo domingo reciben a River en el Libertadores de América.

Por: Matías Barrientos.

Tw: @matii.b

Foto: infiernorojo.com.

Anuncios