Atlético Nacional fue derrotado por el equipo japonés Kashima Antlers en la semifinal del Mundial de Clubes en el país nipón.

El campeón de la Copa Libertadores era favorito para ganar el encuentro y enfrentarse en la final posiblemente contra el Real Madrid, pero los japoneses se interpusieron en el camino de los dirigidos por Reinaldo Rueda.

Si bien el equipo verdolaga tuvo la mayor cantidad de oportunidades de gol y las mas claras, ni Borja, Berrio, Mateus o Mosquera pudieron marcar.

En el primer tiempo en un trio libre indirecto el mismo Orlando Berrio cometió una falta sobre Daigo Nishi en el área, falta que el árbitro central no advirtió pero que los árbitros de vídeo si vieron y le comunicaron. Ya se había anunciado que la tecnología de revisión en video se iba a probar en este torneo y gracias a era herramienta el central decretó penal a favor de Kashima.

Hubo polémica sobre si el japonés se encontraba adelantado o no, pero en su caso uno de los últimos cambios del reglamento FIFA indicaría que no era fiera de lugar. De esa manera el delantero Shoma Doi marcó el 0 – 1 en el minuto 33.

El gol golpeó al equipo colombiano pero intentaron igualar el marcador. Al final del primer tiempo estuvieron muy cerca de hacerlo pero tanto el arquero japonés y el larguero después de un cabezazo de Mosquera no lo permitieron.

Para el segundo tiempo continuaron con sus ataques por banda y el técnico Reinaldo Rueda ingresó a Alejandro Guerra con la esperanza de manejar más el balón. Asi, Nacional dominó en el juego pero sin claridad en el ultimo cuarto de cancha y se decantó completamente a atacar, algo que le dio espacio al Kashima para aprovechar los contraataques y aumentar el marcador y así fue.

En el minuto 83 Endo remató y aunque Armani alcanzó a atajar, dejó el balón libre y el mismo delantero volvió a disparar, está vez de taco para poner el 0 – 2.
Sólo dos minutos después el recién ingresado Suzuki marcó el 0-3 en una jugada en la que la defensa verdolaga estaba completamente desarmada y Armani no pudo hacer nada.

De esa manera las esperanzas de Atlético Nacional de coronarse campeón del mundo o al menos de enfrentarse ante el Real Madrid en una final, desaparecieron. Ahora deben aguardar al domingo cuando jugarán por el tercer puesto ante el perdedor entre el Club América y el Real Madrid.

Por : Laura Barrera

Twitter: @laubf

Anuncios